No todo es cuestión del precio

Si te estás planteando bajar el precio de tu servicio porque notas que desde hace tiempo las cosas no van tan bien como te gustaría, te diré que hay más opciones antes de tomar una decisión tan drástica. Lo primero de todo es que te tranquilices, todos pasamos malas rachas y en esto de los negocios hay temporadas de más trabajo y otras de menos. Date un tiempo razonable antes de pasar a la acción y en el caso de que veas que el problema persiste toma otras medidas antes de bajar el precio.

Cómo mejorar tu servicio sin tocar el precio

  • Haz balance y piensa cuál es el motivo por el que está ocurriendo esto. Por ejemplo, el mes de septiembre y enero suelen ser meses más complicados ya que vienen después de las vacaciones y navidades y la gente se ha gastado todo el dinero. Si notas que es en esas fechas cuando baja el trabajo relájate, seguro que en un mes vuelven a llegarte nuevas propuestas.
  • Otro de los factores más comunes suele ser la competencia. Hoy en día que un negocio despunte es muy complicado, pero no imposible. Dale un buen repaso a tu competencia y piensa en algo de valor que puedes ofrecer tú que no hacen ellos.
  • Quizá el problema no sea la competencia y sea algo más interno. Igual no estás ofreciendo bien tu servicio y eso hace que los clientes no terminen de confiar en ti. Analiza bien el problema y responde con sinceridad a estás preguntas. ¿Tienes muchas propuestas de trabajo pero al final muy pocas se llegan a realizar? ¿Tienes clientes pero ninguno o casi ninguno repite contigo? Si has respondido que sí a alguna de estas preguntas debes darle un buen repaso a tus servicios y comprobar donde están los errores. Una forma de que los propios clientes te digan los fallos es creando un formulario en el que te cuenten qué cosas les ha gustado de tu servicio y qué cosas puedes mejorar.

A veces no queremos reconocer que el problema es interno y echamos la culpa a cosas externas, como la competencia o los precios. Así que bajar el precio de tu servicio no es la solución. ya que el cliente no solo valora el precio, también tiene en cuenta otras cosas, como la calidad del servicio, la atención que recibe etc. Bajar el precio de tu servicio solo conseguirá empeorar las cosas ya que estás despreciando tu trabajo, y si tú no te valoras, los demás tampoco lo harán.

En el caso de que el problema sea el precio y quieras ofrecer un buen servicio a un precio justo te dejo este post que escribí este verano en el que te enseño una aplicación que te ayuda a calcular los precios de tus servicios o productos. Pincha aquí para leerlo.

Deja un comentario

Responsable: Identidad: Davinia Pérez – NIF: 15422270b  Correo elect: info@daviniaperez.com “En nombre de la empresa tratamos la información que nos facilita con el fin de prestarle el servicio solicitado o enviarle la información requerida. Los datos proporcionados se conservarán mientras no solicite el cese de la actividad. Los datos no se cederán a terceros salvo en los casos en que exista una obligación legal. Usted tiene derecho a obtener confirmación sobre si en Davinia Pérez estamos tratando sus datos personales por tanto tiene derecho a acceder a sus datos personales, rectificar los datos inexacto o solicitar su supresión cuando los datos ya no sean necesarios para los fines que fueron recogidos”