Os preguntaréis porqué estreno web si hace apenas unos meses que la tengo nueva. Ese es el precio que hay que pagar cuando las cosas se hacen de forma precipitada. Y a mí a precipitada y a ansia viva no me gana nadie.

EMPIEZA UNA NUEVA ETAPA PARA MÍ ¿TE VIENES CONMIGO?

 

A principios de año cuando escribí en mi agenda cuáles eran los propósitos que quería cumplir en 2018 solo apunté uno. Puse uno porque iba a ir a muerte y tenía que centrar todas mis energías en él. El propósito era  el de poder ganarme la vida gracias al blog y dedicarme a algo que realmente me gusta.

 

El objetivo estaba claro, pero había que pulirlo y definirlo bien. De un blog se puede trabajar de muchas maneras, pero ni todas son eficaces, ni todas están hechas para mí. Así que encontrar esa fórmula en la que yo me sintiese cómoda fue una tarea que me llevó meses. Y de repente a modo de revelación llegó. En estos 8 años que llevo al pie del cañón he aprendido muchas cosas, entre ellas fotografía, diseño web, gestión de blogs y de redes sociales. Así que ¿por qué no ofrecer esos servicios a otros emprendedores, artesanos y bloggers? ¡Y allá que me fui!

 

En todo este berenjenal que me había metido, solo tenía clara una cosa, que no quería dejar mi blog por nada del mundo. Al principio pensaba que lo mejor era hacer cada cosa por separado, por un lado el blog y por otro mis servicios. Miento, en realidad no pensaba que fuese lo mejor. La verdad es que no tenía ni idea de cómo casar ambas cosas. Y ahí fue donde cometí mi primer error como emprendedora, lanzarme a la aventura, así a las bravas.

 

Para empezar crearía una web para ofrecer mis servicios cuanto antes y ya vería todo lo demás con el tiempo. Error. Mi ansia por querer trabajar me llevó al precipicio. Si me hubiera tomado las cosas con más calma me hubiera ahorrado muchas horas de trabajo y de falta de sueño, pero de eso me doy cuenta ahora, claro.

 

El caso es que fue cuando empecé a trabajar con clientes cuando me di cuenta de que juntar blog y servicios era mucho más fácil de lo que yo me imaginaba. Así que decidí empezar de nuevo, pero esta vez sin prisas y pensando bien las cosas. Y de nuevo empecé a crear una nueva web donde fusionar a Srta.Pérez con Davinia Pérez. Esta vez sí es la definitiva.

 

Llevo desde principio de septiembre con ello. Haciendo fotos para la imagen corporativa y el portafolio. Creando contenido para la nueva tienda online (que espero lanzar dentro de poco) y compaginándolo con el trabajo que realizo para  los demás. Y hoy por fin ha llegado el momento de gritarlo a los cuatro vientos.

 

ESTAS SON ALGUNAS COSAS QUE VERÁS EN ESTE ESTUDIO CREATIVO

Aunque lo tienes todo bien detallado en los diferentes apartados de la web, te voy a explicar muy rápido qué vas a a encontrar en esta nueva web:

 

  • En el blog seguiré con mis tutoriales de DIY, también seguiré compartiendo las reformas y cambios que haga en la decoración de mi casa. Por supuesto habrá muchos post de inspiración e ideas. Y como novedad he añadido una sección llamada blogging en la que compartiré recursos y trucos para bloggers y emprendedores.  Todo ello acompañado de mis servicios de fotografía de producto y diseño web.
  • Una tienda online… Os pregunté por stories qué creíais que iba a vender en la tienda onlline y la mayoría no disteis ni una. Básicamente la idea es compartir bundles de fotografía corporativa y mockups. Recursos gráficos para redes sociales y blogs y algún que otro mini curso. Esto último lo tengo que pulir mucho todavía, así que no digo nada más que ya me estoy precipitando otra vez.
  • Por último vuelve el club crafted, ese que cree con muchas ganas y que apenas duró unos meses. Pero si ya formas parte de ese club esta información ya te habrá llegado a tu correo. Esa es una de las ventajas que tiene.  

Y hasta aquí todo este rollo que os acabo de meter. Espero que os guste mi nueva web y por supuesto que me acompañéis en esta nueva aventura.

 

P.D: También os pregunté por instagram stories qué día prefiráis para la publicación del post y el ganador fue el lunes. Así que los lunes tenemos una cita blogueril.