Pa fuera lo malo: Es el momento de redefinir nuestra marca

Si me sigues en Instagram es muy probable que sepas que no estoy pasando uno de mis mejores momentos a nivel profesional. He vivido un año de lo más intenso y emocionante. Pero esa sensación de euforia constante se ha ido esfumando para dar paso a cierta rutina. A estos ingredientes hay que añadir que desde verano arrastro una avalancha de trabajo y que el cansancio físico y mental han hecho estragos.

Durante un tiempo he estado atormentándome y machacándome a mí misma con la idea de que quizás emprender no sea lo mío. Es mucho más duro de lo que parece y no soy capaz de manejar la presión y los problemas a los que me tengo que enfrentar día a día. Sin embargo reconocer que hay algo que no está bien y hacerlo publico ha sido toda una liberación y el detonante para darme cuenta de que lo que me ocurre es algo mucho más normal. Ahora solo tengo que darme un tiempo y tomar ciertas medidas, como redefinir mi marca para solucionarlo.

Cómo redefinir mi marca

Hablar con algunas emprendedoras que han pasado por una situación parecida me ha ayudado a ver las cosas desde otro punto de vista. Saber cuáles son los principales motivos por los que he llegado a esta situación y ponerles solución.

Cosas que tengo que hacer para redefinir mi marca:

  1. Aprender a organizarme: A ver, el tema de la organización más o menos lo controlo, pero tengo un problema, soy un ansia viva. Me atormenta tener que decirle a un cliente que tiene que esperar porque no tengo disponibilidad, y el miedo a perderlo me acecha cada segundo. Así que acepto más trabajos de los que puedo abarcar y acabo reventado como las chicharras. Poco a poco me he dado cuenta de que si un cliente me quiere de verdad, sabrá esperar.
  2. Eliminar a los clientes tóxicos: A lo largo de este tiempo he aprendido a identificarlos, y desde el primer email sé que me van a dar problemas. Son esos que no terminan de confiar en ti, que a la hora de elegirte han valorado mucho más el precio que tu forma de trabajar. Son esos que te regatean, que se creen que saben más que tú aunque no tengan ni idea. Historias que están destinadas al fracaso y que te hacen sufrir mucho. Así que la mejor solución es acabar con el problema antes de que sea demasiado tarde.
  3. Repasar mis servicios: En principio mis servicios van a ser los mismos, pero tengo que darles un buen repaso. Ver qué cosas son las que fallan, intentar mejorarlas o incluso eliminarlas. También tengo que automatizar más el proceso de trabajo y organizarlo todo mejor para ser más productiva.
  4. Terminar todo lo que tengo a medias: Todavía me quedan muchas cosas por hacer con mi marca, cosas secundarías a las que les he dado menos importancia, pero saber que no están hechas hace que no me sienta del todo plena. Ha llegado el momento de terminarlas para sentir que todo está acabado y en orden.
  5. Poner foco en el futuro: Una vez tenga los puntos anteriores puestos en marcha me gustaría trabajar o empezar a dar forma a esos proyectos que tengo en mi cabeza desde hace tiempo.

Si tu también estás pasando por algo parecido o ya has vivido esta situación y quieres compartir tu experiencia cuéntamela en los comentarios, seguro que puede servir de ayuda para otras personas.

Si este post te ha parecido interesante te dejo el enlace a este otro Mi primer año como emprendedora.

Hasta pronto.

2 comentarios en “Pa fuera lo malo: Es el momento de redefinir nuestra marca”

  1. ¡Como te entiendo! Yo estoy más o menos como tu pero he aprendido a no agobiarme y a decir no cuando es necesario. Siempre tengo 1000 cosas que hacer, otras tantas a medio terminar y una lista de tareas que cada vez es más grande. Lo más difícil de todo para mi ha sido el no agobiarme cuando no llego a todo pero también estoy mucho más relajada y rindo mejor. Ánimo cariño, estas cosas pasan para que aprendamos. Un abrazo

    • Ay las listas de tareas interminables… Yo tengo que aprender a no agobiarme, a comprender que no puedo llegar a todo y a decir que no, porque al final acabo haciendo cosas que no quiero.
      Un abrazo enorme Bibi

Deja un comentario

Responsable: Identidad: Davinia Pérez – NIF: 15422270b  Correo elect: info@daviniaperez.com “En nombre de la empresa tratamos la información que nos facilita con el fin de prestarle el servicio solicitado o enviarle la información requerida. Los datos proporcionados se conservarán mientras no solicite el cese de la actividad. Los datos no se cederán a terceros salvo en los casos en que exista una obligación legal. Usted tiene derecho a obtener confirmación sobre si en Davinia Pérez estamos tratando sus datos personales por tanto tiene derecho a acceder a sus datos personales, rectificar los datos inexacto o solicitar su supresión cuando los datos ya no sean necesarios para los fines que fueron recogidos”