La pequeña reforma de mi comedor

Nunca me imaginé que volvería a escribir este tipo de posts después de tanto tiempo. Hace cuatro años hubiese sido un post más sobre decoración, ahora lo veo como algo excepcional. Me apetecía recuperar esa parte más personal de mi antiguo blog. Compartir trucos sobre marca personal me gusta, pero tengo la sensación de que mi blog es demasiado monótono, así que creo que hablar de otros temas más variados puede ser divertido. Dicho esto, vamos con el post de hoy.

En diciembre de 2019 por fin nos decidimos a comprar un nuevo sofá, llevábamos casi dos años con la idea en la cabeza, pero en el fondo nos daba pena cambiar el nuestro. Tenía solo 7 años, y auqnue la esstructura estab nueva, la tela de las fundas y la polipiel del armazón estaban reventadas, nunca os compréis un sofá de polipiel. El nuevo sofá es bastante colorido, cuando lo vimos en la tienda nos encantó y pensamos que encajaría perfectamente en nuestro comedor. Lo que no tuvimos en cuenta es que la mesa era de un color muy parecido, y cuando vimos el conjunto de las dos cosas no nos gustó mucho. Lógicamente no iba a cambiar el sofá, porque nos lo hicieron a medida, y comprar una mesa nueva no entraba en nuestros planes. Así que la única solución que se me ocurrió fue recurrir de nuevo a la pintura Chalk Paint y darle un aire nuevo.

Lo del color amarillo fue algo que casi ni me pensé, vi en pinterest varias mesas de ese color y me fascinaron. Confieso que al principio me costó acostumbrarme, estaba enamorada de mi mesa azul envejecida. Ahora con las sillas nuevas, cada vez que la miro me gusta más.

Aquí puedes ver un ejemplo de como estaba antes. Cuando compré las sillas Tower hace 7 años no estaban tan vistas como ahora, así que hacía tiempo que quería cambiarlas. Les tenía el ojo echado a unas sillas de diseño, pero pensándolo bien, comprar unas sillas nuevas solo porque las otras ya no me gustan tanto me parece un despropósito. Así que una vez más, Chalk Paint a las vista. Lo que hice fue un cambio, las sillas del comedor las pasé a la cocina y las de la cocina al comedor, eso sí, antes pasaron por chapa y pintura. Las pinté en negro porque sabía que iban a quedar muy elegantes, no es un color que abunde en mi casa, pero me gusta mucho como han quedado. El asiento lo tapicé con una loneta floreada que tenía en casa de mi época de costurera. Estoy super contenta con el cambio, las sillas tower en mi cocina quedan preciosas y el comedor tiene más personalidad con estas nuevas.

La última parte de esta reforma, fue decorar la pared que hay encima del sofá. Me apetecía crear una composición de cuadros, y una vez más rebusqué por casa. Encontré marcos que ya ni siquiera me acordaba que tenía, como los dorados, que creo que le dan un toque muy personal. El resto de cuadros, láminas y accesorios también son cosas que ya tenía.

Conclusión, se pueden hacer cambios en la decoración sin tener que comprar o invertir mucho dinero. No solo ahorramos, también ayudamos al medio ambiente. Ahora mi comedor me encanta, y me alegro de haber hecho el cambio justo antes de la cuarentena, ya que tengo que pasar tantas horas en casa, nada como sentirse a gusto en ella.

Nos vemos pronto.

4 comentarios en “La pequeña reforma de mi comedor”

  1. Hola Davinia, mi nombre es María me gusta mucho como te a quedado todo yo también estoy pensando en cambiar el color de algunos muebles, pero no me termino de decidir porque nunca lo e echo y no sé si me quedaran bien, quería preguntarte sobre los pasos que as seguido para pintar la mesa y si es la primera vez que lo haces, un saludo.

    Responder
    • ¡Hola, María!

      Me alegro mucho que te haya gustado el post.
      Pintar con Chalk Paint es muy fácil porque no tienes que lijar los muebles antes. Los pasos más básicos son limpiar bien la superficie, dar dos o tres pasadas del color que elijas, pasar una lija muy suave al final para dejar el mueble liso y dale barniz o cera para proteger la pintura. Lo mejor es que consultes a la marca de pinturas como hacerlo, ellos te aconsejarán mejor que yo.

      Un abrazo

      Responder

Deja un comentario

Responsable: Identidad: Davinia Pérez – NIF: 15422270b  Correo elect: info@daviniaperez.com “En nombre de la empresa tratamos la información que nos facilita con el fin de prestarle el servicio solicitado o enviarle la información requerida. Los datos proporcionados se conservarán mientras no solicite el cese de la actividad. Los datos no se cederán a terceros salvo en los casos en que exista una obligación legal. Usted tiene derecho a obtener confirmación sobre si en Davinia Pérez estamos tratando sus datos personales por tanto tiene derecho a acceder a sus datos personales, rectificar los datos inexacto o solicitar su supresión cuando los datos ya no sean necesarios para los fines que fueron recogidos”