Por qué dejé de hacer colaboraciones con marcas

Hacía mucho tiempo que quería escribir este post, pero entre unas cosas y otras no había encontrado el momento perfecto.

Ya os he contado en varias ocasiones que yo antes tenía un blog, de hecho muchos de los que me leéis ahora eráis seguidores de Srta.Pérez. La cuestión es que durante mi época como blogger hacía colaboraciones con marcas, hasta que un día decidí no hacer más.

HACER COLABORACIONES SI O NO

Reconozco que las primeras propuestas me hicieron muchísima ilusión, aquello significaba que mi blog ya tenía cierto prestigio y las marcas se fijaban en mí. La idea de recibir regalos era muy tentadora y durante un tiempo disfruté haciéndolo.

La cosa cambió cuando dejé de sentirme cómoda, como todo en la vida con el tiempo perdió el encanto del principio y lo que antes me parecía algo divertido acabó siendo una carga.

La mayoría de la experiencias fueron muy positivas y las marcas me daban total libertad para crear el contenido que yo creyese conveniente. Pero no siempre fue así, y con una de las últimas colaboraciones que hice tuve una mala experiencia, aquello fue el detonante para dejar de hacerlas.

Ese no fue el único motivo, como os decía el nivel de implicación en una colaboración es muy grande y lo que al principio me divertía al final acabó siendo una obligación.

El GRAN PROBLEMA DE LAS COLABORACIONES

Ahora todo el mundo quiere ser «influencer» y que las marcas, ya sean grandes o pequeñas les regalen cosas a cambio de «visibilidad». Después del descubrimiento de los boots las marcas se han dado cuenta de que el número de seguidores no lo es todo y ahora lo que buscan es una comunidad y una implicación real. Pero lógicamente se necesitan unos requisitos y el hecho de tener una cuenta en Instagram no te da derecho a pedir productos a las marcas. Hacer colaboraciones es algo más que «mándame el producto y lo publico en mis redes» es un compromiso que haces con la marca. Por eso si quieres ofrecerte a colaborar debes de hacerlo de forma profesional. Contacta con ellos, mejor si lo haces por email que por Instagram, preséntate de forma cordial, expón tus ideas y adjunta tu media kit.

Otro gran problema que yo veo es cuando una persona comienza a hacer muchas colaboraciones seguidas con diferentes marcas y productos, es que para mí deja de tener criterio y credibilidad y pasa a convertirse en una teletienda. Si no quieres que eso te ocurra deja pasar un tiempo prudencial entre colaboración y colaboración y ofrece siempre productos que estén relacionados con tus gustos y personalidad.

Marca la diferencia. Ahora las marcas ofrecen el mismo producto a muchísimas personas y al mismo tiempo, lo que significa que las redes sociales se colapsan con la misma información. Un ejemplo, los Bundles de cursos. Diferenciarte del resto y evitar hacer las mismas colaboraciones que los demás te dará cierto prestigio y dejarás de ser uno más.

Conclusión. Hacer colaboraciones con marcas no es malo, siempre y cuando se haga con criterio, profesionalidad y asumas tu parte de responsabilidad.

Lógicamente esta es mi opinión y en ningún momento mi intención es la de ofender. Simplemente quería compartir mi experiencia y los motivos por los que dejé de hacer colaboraciones.

También me interesa mucho vuestra opinión, así que si quieres hablar sobre ello déjalo en comentarios.

Nos vemos la semana que viene.

Deja un comentario

Responsable: Identidad: Davinia Pérez – NIF: 15422270b  Correo elect: info@daviniaperez.com “En nombre de la empresa tratamos la información que nos facilita con el fin de prestarle el servicio solicitado o enviarle la información requerida. Los datos proporcionados se conservarán mientras no solicite el cese de la actividad. Los datos no se cederán a terceros salvo en los casos en que exista una obligación legal. Usted tiene derecho a obtener confirmación sobre si en Davinia Pérez estamos tratando sus datos personales por tanto tiene derecho a acceder a sus datos personales, rectificar los datos inexacto o solicitar su supresión cuando los datos ya no sean necesarios para los fines que fueron recogidos”